Buen viaje.

"Anda, anda por la vida
pero procura siempre regresar cansado,
es necesario"
- L.A.G


Hace mucho tiempo conocí a una persona mucho mayor que yo. Me hablaba de la vida, de la profesión que compartíamos, de lo triste y desilusionante que puede ser. Me hablaba de lo que la palabra escrita no alcanza a decir. De las cosas que se ven y no son materiales. Es de ese tipo de gente que tenía como diría Silvio Rodríguez "la palabra precisa y la sonrisa perfecta" en todo momento. Nacimos en lugares distintos, lejanos. Donde yo veía el mar, sus ojos solo veían un horizonte plano y sempiterno. Vivía en una ciudad cuadriculada en un clima templado con un arroyo serpenteante, yo en el caluroso caos sanjuanero de cunetas encharcadas de lodo. La comunicación nunca fue muy frecuente luego de haber terminado en la universidad pero nunca se menospreciaba un momento libre para enviar un mensaje.

En los ires y venires de la vida, el trabajo que se come el tiempo, los viajes obligados que te descolocan, las ambiciones que te colman y las esperanzas que te roban fuerzas se hizo cada vez menos frecuente. Yo nunca comprendí por qué siendo uno de los mejores se conformaba con aquellas pequeñas empresas. A ello siempre contestó lo mismo, cuando lo comprendas ya me dirás. Hace unas semanas comprendí y le busqué para decirle. Le busqué en todos los lugares donde podía hallarle de todas las maneras posibles pero sólo pude encontrarle en una lista con fechas, nombres y cruces. Cuando vi su nombre comprendí una cosa más, todos los pequeños caminos llenos de escollos pequeños, de pequeñas sopresas y de pequeños momentos hacen más provechoso, más variado y más divertido un largo viaje.


2 comentarios:

KiWi dijo...

Me encantaron las fotos.

Well-written.

The Box Observer dijo...

Gracias por la visita Kiwi. Y por dejar un mensaje! Te dejo un link que podría interesarte. http://www.youtube.com/watch?v=sdUUx5FdySs